Remanente de supernova en Vela

Los astrónomos del European Southern Observatory han tomado esta extraordinaria fotografía de los restos de una supernova en expansión. La imagen tomada desde el Observatorio Paranal en Chile, muestra una densa red de filamentos que recuerda a una complicada tela de araña.

ESO/VPHAS+ team. Acknowledgement: Cambridge Astronomical Survey Uni

La fotografía, realizada el 31 de octubre de 2022, es la suma de varias fotografías tomadas con cuatro filtros de color (magenta, rojo, verde y azul). Cada uno de los filtros registra la luz de un color concreto, la suma posterior de todas la imágenes da como resultado una imagen con los colores correctamente ponderados. La cámara, acoplada al VST de 2,6 metros de diámetro, con la que se tomaron las imágenes, consta de un mosaico de 32 sensores, que dan una imagen de 554 millones de pixeles.
El aspecto filamentoso tiene su origen en la propia expansión de los gases originados en la explosión de la estrella, cuando estos se expanden chocan con gases del medio interestelar, o entre ellos mismos, aumentando la densidad. Las ondas de choque generadas incrementan la temperatura de los gases que emiten su propia luminosidad.
Por el tamaño de la nebulosa y su velocidad de expansión se sabe que la estrella explotó hace 11.000 años. La nebulosa se encuentra a 800 al de distancia, en la constelación de Vela, una constelación austral, cuya declinación es tan baja que la hace inobservable desde las latitudes templadas del hemisferio norte.
Cuando se produce la explosión de la estrella que origina la supernova, una parte considerable de su masa sale despedida en todas direcciones y es la que da origen a la red de filamentos. La parte central se convierte en una esfera sumamente densa, en la que su propia gravedad obliga a los protones y electrones a recombinarse formando neutrones. Se genera una estrella de neutrones. Este denso astro que tiene como mínimo 1,5 veces la masa del Sol, se comprime hasta solo unas decenas de kilómetros de diámetro que rota a gran velocidad; en este caso ha dado lugar a un púlsar que da la friolera de 10 vueltas por segundo.

Cámara OmegaCAM acoplada al VST de 2,6 metros, fotografía un campo de 1 x 1 grados, un campo amplio que se dedica al rastreo del cielo.